Historia del Qi Gong

Si te gusta, comparte:
Facebook

Publicado el 25/02/2019

“Se me ha dado a conocer que en la Alta Antigüedad, se vivía cien años sin que descendiera la actividad, la gente del presente se debilitan a los cincuenta años. ¿Es por el cambio de una época o por falta de los hombres?”.

Así empieza el capítulo 1 del “Tratado de la verdad en los tiempo antiguos” del Sowen, 1ª parte del Huang Di Nei Jing, la más antigua obra sobre medicina en el mundo que algunos datan en 4.500 años de antigüedad.
Este ancestral tratado incluye una discusión sobre la teoría de Qi Gong e incluso describe detalladamente métodos de tratamiento: “Si los cuatro miembros se sienten pesados y torpes, entonces practica respiraciones profundas y también utiliza hierbas y masajes”.

Son muchos los escritos antiquísimos que aparecen en la literatura China donde podemos encontrar referencias e incluso amplias exposiciones sobre sistemas de Qi Gong de diversa índole.

Sería prácticamente imposible establecer un primer momento en la historia de Qi Gong, aunque a través de la datación de muchos documentos y escritos podemos ubicar aproximadamente el origen de los métodos más conocidos. Sin embargo, si podemos seguir estrechamente la evolución de Qi Gong en general a través de las diferentes épocas.

Durante las primeras épocas, podemos observar diferentes series de ejercicios basados en unas u otras escuelas. Series de ejercicios más o menos amplias (un ejemplo para entenderlo podrían ser las populares Ocho Joyas) que con el tiempo fueron ampliándose buscando cubrir más objetivos profilácticos y terapéuticos.

Poco a poco se fueron incorporando más elementos teóricos y prácticos de otras escuelas ampliando sus fundamentos y sus objetivos, y traduciéndose en el establecimiento de sistemas completos, como el Luo Han Gong.

Ya no se trataba de series de ejercicios sueltos. Se habían convertido en complejos sistemas que aportaban todo tipo de profundos beneficios a sus practicantes.

Son muchos los sistemas de Qi Gong: dao Yin, An Quiao, Wu Dan… que a través de los siglos se han ido creando, mejorando y estableciendo. pero es el Luo Han Gong el método en el que os basaremos en esta web.

LUO HAN QI GONG – HISTORIA DE UNA LEYENDA

Durante el siglo sexto, un importante monje budista hindú llegó a China desde Sri Lanka (la India) para llevar a China el Tripitaka ( Los 3 Sutras). Este monje llamado Bodhidharma (Ta Mo en chino), era el 36 patriarca del budismo mahayana (Gran Vehículo).

Ta Mo llegó a la provincia de henan, donde se instaló en uno de los templos Shaolín de aquella zona después de que el emperador rechazase la práctica de su budismo al parecerle demasiado estricto.

La leyenda cuenta que Ta Mo pasó varios años meditando en el interior de una cueva para poder alcanzar la iluminación. Dicen que su empeño era tal que se cortó los párpados para evitar dormirse mientras meditaba. Y cuenta la leyenda que estos se convirtieron en pétalos de rosas al caer al suelo.

Pero dejando la parte más poética de la leyenda a un lado, lo cierto es que Ta Mo observó que la inactividad causaba fatiga, dolores musculares y enfermedades.
Parece que a raíz de esto se creó una serie de ejercicios uniendo el yoga hindú y ejercicios chinos de la época basados en animales.
Esta secuencia la enseñó a sus discípulos para cultivar su salud e inyectarles energía, ya que la dura vida monástica hacía que los monjes se durmiesen durante las sesiones de meditación.

Esta primera secuencia se llamó Las manos de los 18 Luo han para el cambio de Músculo/tendón/ligamentos.
Tal vez el aspecto que más transcendió de este monje es que fue el fundador del Budismo Chan, más tarde conocido en Japón como Zen.

Aunque lo que nos interesa es la aportación más interesante que fue la primera vez que alguien fundió el cultivas espíritu, mente y cuerpo, dándole la misma importancia a los tres aspectos. Por primera vez, ninguno de estos aspectos excluía a los otros dos, sino que se complementaban y necesitaban.

En la actualidad podemos decir que en China es muy popular y está muy extendida su práctica entre toda la población. El gobierno hace grandes esfuerzos apoyando la práctica entre  todos los habitantes y financiando estudios en los institutos de investigación y enseñanza.

China incluye una gran variedad de sistemas de Qi Gong a cual de todos es mejor. Se conocen como ejercicios de salud para prevenir enfermedades y mantener la calidad de vida o para curar enfermedades.
También hacen uso del Qi Gong para desarrollar la capacidad de proyectar Qi (energía) de una persona a otra para restablecer el equilibrio y efectuar la curación. posteriormente a estas prácticas nació el Reiki y sus variaciones.

Los especialistas chinos en Qi Gong desarrollan habilidades prácticas y aprenden ejercicios concretos de Qi Gong para resolver problemas de salud específicos. Estos han sido muy efectivos para el tratamiento de trastornos crónicos degenerativos y relacionados con el estrés.

La cultura occidental no ha podido obviar como los chinos mantienen un buen estado de salud con la práctica del Qi Gong, y cada vez son más las personas occidentales las que curiosean e incluso adentran en este fascinante mundo, en el que miles y miles de años de conocimiento se concentran en unos ejercicios combinados con respiraciones que aportan tanto bienestar.

Si te gusta, comparte:
Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *